Viajar en tren con perro, es posible

viajar en tren con perros
Viajando con perro en el tren

Para quienes amamos viajar y hacerlo con nuestros perros, el tren es una gran opción. Eso sí, viajar en tren con perro no siempre es sencillo ni cómodo. No tanto para nosotros, como para nuestros amigos. Por eso, debemos plantearnos las ventajas e inconvenientes que vamos a encontrar en el trayecto.


Ventajas de viajar en tren con perro

Hay dos razones fundamentales para viajar en tren. El primero es el tiempo invertido en el trayecto. Sobre todo, en viajes de larga distancia, el recorrido se hace más corto y, los tiempos de espera en estación son mínimos. Lo que permite que podamos tener a nuestro perro encerrado menos tiempo.

El segundo aspecto a destacar es que viaja en el vagón. Mientras que si elegimos el avión, nuestro perro tendría que viajar en bodega. A no ser que contemos con certificados médicos que avalen la dependencia emocional con el animal -muy complicados de conseguir en nuestro país-. Mientras que en el tren no tendremos ese problema e, incluso, tendremos la opción de sacarlo en paradas largas para transbordos. Aunque debes recordar que siempre debe viajar en trasportín y que sacarlo durante el trayecto puede molestar a nuestros vecinos de vagón.

Desventajas de llevar al perro en tren

El principal problema que vamos a encontrar al viajar en tren con nuestro perro es que no todos los perros podrán hacerlo. Las normas de RENFE en este sentido son estrictas para los viajes de medio y largo recorrido. Tan solo podremos viajar con un perro por persona y siempre que pueda ir en un trasportín de 60x35x35 cm. con dispositivo para contener y retirar los residuos. Así que si tienes un Perro de Montaña de los Pirineos no podrás viajar en tren. Al menos en largas distancias.

Viajar sin prisas en el tren

viajar en tren con perros

En los trenes de cercanías, sin embargo, si podrás llevar un perro, sin importar tamaño, mientras vaya atado con correa y bozal. De una forma bonita y entretenida de viajar, sin prisas y disfrutando del paisaje es la utilización de los corredores de cercanías que unen nuestras provincias. Lamentablemente, nos acorta el tiempo para estar en los lugares a visitar, pero no tenemos otra opción.

Además, los viajes largos estresan a nuestros animales, al ir encerrados sin estar habituados a ellos. Y, por legislación, y educación, no debemos sacarlos del trasportín (sin importar su tamaño). Por lo que quizá sea mejor buscar otras alternativas, siempre que se pueda.



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.